El propósito de este módulo es desarrollar las competencias digitales que favorecen la reintegración en el mercado laboral de las personas desempleadas mayores de 45 años. Para ello, se propone la siguiente formación en torno al tratamiento de la información.


  • A resolver problemas básicos (p. ej. cerrar un programa, reiniciar el ordenador, reinstalar/actualizar un programa, comprobar la conexión a internet).
  • A encontrar información útil para resolver problemas digitales.
En este módulo aprenderás:
  • A comunicar con otros utilizando un teléfono móvil, Voz sobre IP, correo electrónico o chat.
  • A utilizar una gran variedad de herramientas de comunicación.
  • A transmitir o compartir tus conocimientos con otros por Internet.
  • A crear o gestionar contenido con instrumentos de colaboración.
  • A ser consciente que, al utilizar herramientas digitales, existen ciertas normas de comunicación.
  • A participar en la sociedad a través de servicios digitales públicos y privados y de una ciudadanía participativa.
  • A gestionar tu propia identidad y reputación digital.
  • A producir contenidos digitales simples en uno o varios formatos diferentes (p. ej. texto, tablas, imágenes, archivos de audio, vídeos, etc.).
  • A editar de forma básica el contenido creado por otros.
  • A aplicar un formato básico al contenido creado (p. ej. insertar notas a pie de página, gráficos, tablas, imágenes, etc.)
  • De qué formas protege el copyright al contenido digital y a aplicar licencias de uso y copyright.
  • A aplicar y modificar funciones simples y ajustes de software y aplicaciones.
  • Proteger los dispositivos, los datos personales y la privacidad de los adultos, quienes también deben ser conscientes de los riesgos y amenazas de los entornos digitales.
  • Formar adultos para que conozcan medidas de seguridad y protección y tengan en cuenta la fiabilidad y la privacidad.
  • Hacer que los adultos entiendan cómo utilizar y compartir información que te identifica personalmente al tiempo que aprenden a protegerse a sí mismos y a otros de posibles daños.
  • Hacer que los adultos entiendan que los servicios digitales están sujetos a una “política de privacidad” y saber cómo utilizan la información personal.